viernes, 4 de noviembre de 2016

¡No debería de haber salido! (Por Luis)

Estaba en casa de mis padres disfrazado de hombre lobo listo para pedir caramelos.Salí de allí con mi hermano y llamé a algunos amigos para que vinieran con nosotros. Nos fuimos a un sitio al que siempre íbamos a pedir chucherías, estaba tan bien decorado como siempre hasta daba miedo y todo.Llamamos a las puertas pedimos caramelos, teníamos las bolsas llenas. Ese año estamos consiguiendo un montón. No dejábamos de ir a las casas y pedir caramelos, se levantó la niebla pero seguimos andando.
Llegamos a un sitio que no habíamos visto nunca. Empezamos a ver algo rojo, pensamos que era salsa de tomaste o zumo de fresa. Seguimos el líquido hasta una casa muchísimo más terrorífica que las otras. Tocamos para pedir caramelos y en cuanto lo hicimos, la puerta se abrió de repente, entramos a ver que pasaba y en cuanto nos metimos se cerró. Seguimos buscando de donde salía ese líquido rojo, y a lo lejos vimos en el suelo a un hombre. No acercamos a ver porque estaba en el suelo y descubrimos de donde era ese líquido.¡Ese hombre tenía un cuchillo clavado en el pecho! En el cuchillo había una nota: -¡Alejaos de aquí si queréis morir!- Salimos corriendo y en cuanto llegamos a la puerta se abrió una trampilla y nos caímos todos. Caímos sobre un montón de hojas y a lo lejos vimos un cuchillo lleno de sangre en el que había otra nota diciendo:-¡No deberíais de haber salido de casa!-De repente oímos el ruido de una motosierra. -¡Madre mi es Jason!- Salimos corriendo y vimos una puerta, nos dirigimos a ella y en cuanto Jason fue a pasar le cerramos la puerta en la cara. Vimos unas escaleras, subimos por ellas y al final había otra puerta. La abrimos y daba con el exterior.
Desde entonces no vamos a tantas casas como antes.

Luis M. S de R.
                                                                   ¡¡¡FIN!!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Share
ShareSidebar