lunes, 23 de mayo de 2011

¡Volvemos al tajo! ¡Manos a la obra!

¡Volvemos al tajo!
Como bien sabéis vuestro maestro de obras ha estado de permiso, disfrutando de los suyos. Ya de vuelta es hora de coger de nuevo las herramientas, el casco y el mono de faena y realizar el último encargo que desde CONSTRUYENDO HISTORIAS, nuestro arquitecto nos ha hecho llegar.
En esta ocasión es un encargo especial. Consiste en realizar un Final de historia y un Vídeo sobre la misma.
¡Bien! Esta vez vamos a realizar una lectura colectiva de todos los bloques que hay en el relato que tenemos que acabar. Después entre todos/as propondremos posibles finales y de esta forma ayudaremos a nuestros albañiles Manuel y Rita a construir su ladrillo.
Finalmente haremos propuestas sobre la representación teatral de la historia que luego grabaremos en vídeo.

Niños y niñas ¡Manos a la obra!

LAS MIL Y UNA HISTORIAS DE JORGE Y NATALIA

Jorge y Natalia, protagonistas de 1.001 historias.
Jorge tiene 9 años. Cuando lo ves por primera vez no puedes dejar de fijarte en las pecas de su cara. Los ojos los tiene marrones, como el chocolate que tanto le gusta. Está un poco rellenito y suele tener buen apetito. Es algo travieso y bromista, pero con buen corazón.

Natalia tiene 7 años. Es bastante delgadita, con ojos azules y una preciosa cara. Le encanta leer y jugar con sus amigos y amigas. Es muy ingeniosa y casi siempre está de buen humor.

Natalia es la amiga de Jorge y suele acompañarlo en mil y una aventuras.

¿Los seguimos?
EN EL BOSQUE....

Jorge estaba comiendo chocolate y Natalia fue a visitarle. Natalia no esperaba verle así, y le preguntó: “¿Qué has hecho?”. Jorge le dijo: “¡Quiero comer chocolate, me encanta!”. Natalia se enfadó y se fue hacia la puerta para irse, cuando escuchó que Jorge la llamaba gritando. Natalia echó a correr por el bosque y Jorge intentó alcanzarla pero no lo consiguió. Cuando pasó un ratito Jorge vio a Natalia y los dos se quedaron sorprendidos.
RUIDOS EN LA OSERA

Escucharon unos ruidos y con el miedo no supieron qué hacer. Se acercaron un poco y vieron una osera. Dentro había osos pequeñitos, pero lo que les dejó más sorprendidos fue que los ositos hablaban como los humanos. Y como estaban solos, decidieron llevarlos con ellos a su casita del bosque. Allí les dieron de comer, los asearon, jugaron y se divirtieron mucho.

Al pasar unos días alguien tocó a la puerta y, cuando abrieron, se encontraron a...
UN PAR DE CAZADORES

Se encontraron a una pareja de cazadores que querían llevarse a los ositos al Zoo. Uno era alto, vestía con chaqueta y pantalón verde. El otro, una chica más bien bajita que vestía de azul.

Entonces Natalia y Jorge cogieron a los pequeños ositos y salieron corriendo. Cuando estaban cansados pararon en una granja a descansar. Allí había un conejo y un gallo muy mandón que también hablaban. El gallo les dijo que estaban abandonados y que eran los únicos animales que quedaban en la granja. Natalia y Jorge decidieron quedarse en la granja, y por la tarde cuando todo se quedó oscuro...
¡QUÉ HAMBRE!

Todo estaba oscuro y empezaron a sentir hambre. Natalia y Jorge estaban muy pero muy hambrientos, y con mucha sed. Sentían que si no comían iban a morir, además sentían mucho frío y miedo.

Lós jóvenes miraban con demasiado cariño a los ositos, gallo y conejo, porque se comenzaron a imaginar que cada uno era un tipo de comida : panchos, hamburguesas, chocolate, un choclo y una botella muy grande de agua...

Se les comenzaba a hacer agua la boca de tanto imaginar que cada uno de los animales era comida que venía hacia ellos. Entonces....
UNA AYUDA PARA ENCONTRAR COMIDA

Entonces el gallo y el conejo al verles sufrir por el hambre les dijeron:

Chicos no os preocupéis, Nosotros os ayudaremos.

Y… ¿qué vamos a hacer? preguntó Jorge.

Podemos ir al antiguo almacén del granjero a ver si queda algose le ocurrió al conejo.

Cuando llegaron, en unos estantes había varias latas, lo suficiente para comer

¡Chicos! ¡Chicos! ¡Hay comida, corred!dijo el conejo.

¡Mira! también hay unas mantas, ¡cógelas!, dijo el gallo.

¡Quedaron llenísimos! Además, durmieron muy a gustito y calentitos.

Créditos
Las 1001 historias de Jorge y Natalia por el maestro Gregorio Toribio Álvarez (CEIP Antonio Relaño, Abrucena, Almería, España).
El bosque por Miriam Jiménez de 1º del CEIP Tierno Galván de Armilla, Granada, España (tutora Juani Galeote Benavides).
Ruidos en la osera por Souad Aynaou de 4ºdel CRA Alzabara, Cuevas del Reyllo, Murcia, España (tutora Marina Cañizares Tristán).
Un par de cazadores por Sabina Carmona Franco de 5º del CEIP Virgen de la Antigua, Almuñecar, Granada, España (tutor José A. Iáñez Fernández).
¡Qué hambre! por Melisa, Agustín, Mariana y Fernando de 2º de la Escuela nº 125 de Soca, Canelones, Uruguay (tutora Andrea Pose).
Una ayuda para encontrar comida por Lara Recio, María Villar y Elena Cabanzón de 6º del CEIP José Arce Bodega, Santander, España (tutora Consuelo Lucio).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Share
ShareSidebar